23.08.2019

Julio Le Parc · CCK, MNBA y Teatro Colón

En celebración de los noventa años del artista pionero del arte cinético a nivel mundial y su larga y prolífica trayectoria internacional dedicada a la creación se realizan 3 grandes exhibiciones en simultáneo.

Julio Le Parc. Un visionario en el CCK. La exhibición recorre la vasta producción de Le Parc, desde sus primeras obras realizadas en Argentina en 1958 hasta sus creaciones más recientes, producto de sesenta años de investigación con la luz, la pintura, la escultura, y experiencias participativas. Tras haber sido expuestas en París, Londres, Miami, Brasil y Nueva York, arriba a Buenos Aires un conjunto de obras imaginadas y realizadas en París.

Julio Le Parc. Transición Buenos Aires-París (1955-1959) (MNBA), bajo la dirección artística de Yamil Le Parc se inscribe en el homenaje nacional que celebra la trayectoria del artista a sus 90 años. La muestra, que podrá visitarse hasta el 17 de noviembre en el MNBA, reúne un centenar de pinturas, dibujos, acuarelas y grabados, algunos de ellos nunca exhibidos, que ponen de relieve la obra temprana del gran artista argentino. Curada por la directora artística del Bellas Artes, Mariana Marchesi, la exhibición abarca un período fechado entre las décadas de 1950-1960, desde sus épocas de estudiante en la Escuela Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires hasta sus primeros años en París, donde fundó el Grupo de Investigación de Arte Visual (GRAV) y realizó sus experiencias iniciales con la abstracción geométrica.

Mobile Rombo Colón es una obra de su serie “Experiencias mobiles” especialmente encargada por el Teatro Colón. Desde el 23 de agosto y hasta el 6 de octubre, en la sala del Centro de Experimentación, el Teatro Colón presenta la obra de Julio Le Parc Mobile Rombo Colón, en el marco de los homenajes nacionales que celebran al pionero del arte cinético. Se trata de una instalación monumental de 11,5 metros de lado y 4,40 metros de altura, compuesta por un móvil de 3101 piezas de acrílico translúcidas fluorescentes e hilos de acero, rodeado de 28 espejos perimetrales, que desafía la percepción del público e invita a experimentar una obra en permanente cambio. La dirección artística está a cargo de Yamil Le Parc, la coordinación general corresponde a Guadalupe Ramírez Oliberos y la realización es de Juan Gashu y Santiago Martirena.